El Club Andino y Cementerio atraen a los turistas

plaza

Desembarcaron 20 mil 124 pasajeros y tripulantes desde nueve cruceros internacionales.

Comparado con la semana que más pasajeros arribaron durante 2016 -cuarta de enero de dicho año- fueron 8 mil visitantes más que llegaron esta semana. En lo que va de la temporada, se ha incrementado el total de barcos y turistas que han recalado en Punta Arenas, con casi 76 mil personas y 38 navíos en lo que va del período.

Si bien son muchos los visitantes que recibe la ciudad, es poco el tiempo que se quedan en Punta Arenas, ya que los cruceros están de paso por sólo algunas horas -entre 8 a 10- . En vista del tiempo, los turistas sólo alcanzan a visitar los puntos neurálgicos de la ciudad, comer algo y luego ya tienen que embarcarse. Por ende, las impresiones que se llevan son de aspectos generales y, por lo general, de la arquitectura.

“Fuimos a caminar por el bosque que está en el Club Andino, en el Centro de Esquí. Es un lugar hermoso. Lo mismo con el Cementerio. Me gustó mucho como son los caminos (calles) de la ciudad”, comentó Rose Haiord, oriunda de Inglaterra que llegó en el crucero Ms Boudica el sábado

Por su parte, los norteamericanos Winston Copeland y John Smith, pasajeros del crucero regional Stella Australis que también estuvo el sábado en Punta Arenas, quedaron maravillados con los perros que hay en la Plaza de Armas Muñoz Gamero. “Nos han hablado mucho de besar el dedo del indio patagón, pero recién ahora nos enteramos de por qué hay que hacerlo”, expresó John Smith.

Generalmente la palabra turista se asocia más a los visitantes extranjeros que a los mismos compatriotas que vienen de otros lados. Para Daniela Martínez, santiaguina que está de paso, “muchos prefieren ir a otros países en vez que a la Patagonia, producto del precio”. Esto se debe, según María Eugenia Villar, profesora de Santiago, a que “no existe mucha diferencia de precios entre ser extranjero o local. En Perú, por ejemplo, entraba gratis a todos los museos con mi tarjeta de profesora”.

Fuente: http://laprensaaustral.cl/cronica/el-club-andino-y-cementerio-atraen-a-los-turistas/

Anuncios

Cementerio municipal de Punta Arenas Sara Braun: el lugar en donde sigue viva la memoria de la ciudad.

cementerio

Uno de los temas que más controversia interna genera es el de la muerte. Temida por muchos y, generalmente, desnaturalizada, la muerte viene a ser la reafirmación de la vida; es probablemente la única certeza existencial que tiene el ser humano. Sin embargo, existen muchos prejuicios sobre cómo se construye la imagen de ésta, por lo que muchas personas sienten que los cementerios son lugares de tristeza. Si bien los cementerios son visitados, principalmente, para llevar a un fallecido o visitarlo, el Cementerio municipal de Punta Arenas Sara Braun ofrece una nueva visión.

“La única muerte es el olvido. Si nos olvidamos de las cosas, volvemos a cometer los mismos errores. El rescate con los personajes tiene que ver con reinstalarlos. El objetivo central de nuestro cementerio es, fundamentalmente, revivirlo, pues los cementerios también mueren. Por ende, los cementerios deben salir hacia la comunidad para contar las historias de las ciudades”, comenta el administrador del cementerio, Claudio Carrera Doolan.

Además de prestar los servicios de un cementerio, la particularidad de éste va en que se han realizado servicios turísticos o, al menos, rutas que pretenden divulgar y educar sobre la historia que hay detrás de toda la arquitectura. De esta forma, existen recorridos como la ruta del amor, de la mujer, la patrimonial, de los navegantes, de poetas y escritores, sumado a que se está trabajando por hacer una ruta chilota para destacar a una gran fuerza generadora de trabajo de la región.

En un principio, los cementerios fueron creados con un fin sanitario y muchos fueron instalados a las afueras de las ciudades para que las miasmas –fluidos emanados por los muertos– no pudiesen ser percibidas por las personas. Antes de eso, las iglesias cobraban para enterrar en sus terrenos, y quienes no podían costear esto eran arrojados a fosas comunes.

Mientras que el primer cementerio laico en Chile fue construido en 1821, el cementerio de Sara Braun se instala el 16 de abril de 1894, siendo el cuarto en la ciudad después de Fuerte Bulnes (1843-1848), otro en el sector de Guillermo Pérez de Arce con Costanera (1849) y el cementerio de la Plaza Lautaro Navarro Avaria en Bellavista con José Nogueira.

El cementerio municipal de Punta Arenas fue declarado el 2010 como ícono en representación de nuestra región para el bicentenario. En 2012, por tanto, se le otorgó el rótulo de monumento nacional en la categoría monumento histórico. El 2013, en un ranking de CNN en Español, fue ubicado como el sexto más hermoso del mundo. En sus 7,8 hectáreas hay 639 cipreses canadienses cortados de forma cónica, que forman un diseño de ocho avenidas. Si bien actualmente cuenta con la suma no menor de 66.500 personas sepultadas, aún hay un espacio disponible producto del aumento de las cremaciones, las que permiten que 26 ánforas utilicen el espacio de una tumba.

El museo, que da cuenta del esplendor de la época y de un gran auge económico, recibe entre 10 mil a 12 mil turistas en la temporada turística entre octubre y abril. Lo esencial de este cementerio es que resguarda un patrimonio inmaterial en las historias que aquí se esconden: desde motines, genocidios, fiebre del oro, el desarrollo ganadero ovino, conflictos de la Primera Guerra Mundial, conflictos entre los propios habitantes, e historias de amor, como la de Juana de Polo.

Fuente: http://laprensaaustral.cl/espectaculos/cementerio-municipal-de-punta-arenas-sara-braun-el-lugar-en-donde-sigue-viva-la-memoria-de-la-ciudad/

“Nao Victoria” y “Parque del Estrecho”: turismo de gran nivel.

Las elevadas cifras de visitantes que ha recibido nuestra región en esta temporada parecen regalar una realidad que no sólo es presente, ya que además se anticipan favorables proyecciones de la “fábrica sin chimeneas” que es el turismo.

Más allá que se critique a nuestra capital regional como una ciudad que no logra explotar aún más su potencial turístico (comercio cerrado temprano, al mediodía y los domingos; servicios a veces insuficientes para llegada de cruceros, mayor necesidad de dominio bilingüe entre nuestros habitantes para acoger al visitante, Plaza de Armas deteriorada por skaters sin que nadie se inmute, perros abandonados en las calles, grafiteros dejando sus indeseables marcas, etc.), no podemos desconocer que se han concretizado importantes avances que hacen de nuestra ciudad un lugar que acoge en el fin del mundo. Es que muchas veces por vivir aquí, la cotidianeidad nos impide apreciar un entorno privilegiado, con un ambiente escasamente contaminado y bastante seguro comparado con otros lugares.

Esta semana tuve el gusto de recibir a una familia amiga que visitó por primera vez la zona, por lo que como muchos residentes, orienté sus paseos en nuestra ciudad. Además de los típicos lugares para tener un recuerdo fotográfico o de interés comercial, quisiera destacar dos lugares que sorprenden gratamente a los visitantes y donde se observa un esfuerzo e inversión económica por entregar cada vez un mejor y más completo servicio: el museo “Nao Victoria” y el “Parque del Estrecho”.

Es casi imposible valorar la hazaña de Magallanes sin conocer la réplica a tamaño real del “Nao Victoria”, que el esfuerzo de Juan Luis Matassi ha llevado a cabo en estos años. Además del ingenio, investigación y arquitectura empleadas, se valora el esfuerzo económico que el dueño y su equipo han invertido, para regalar a la comunidad y los visitantes una experiencia interactiva que permite imaginar las difíciles y peligrosas condiciones de una época de conquistadores que difícilmente podrían acercarse a las comodidades que tenemos hoy en día. Como si fuera poco, la “goleta Ancud” y el terminado hace poco “HMS Beagle” completan la muestra de navíos relevantes en la historia de nuestra zona. Este esfuerzo de un particular, sigue esperando su oportunidad de trasladarse a la Costanera, en un lugar más visible y accesible para sus visitantes, como lo observamos en la Patagonia Argentina en el Puerto de San Julián, donde la réplica del “Nao Victoria” ocupa un lugar de privilegio en la ciudad.   

Por otra parte, hace tres años que no iba a “Fuerte Bulnes” (desde que se realizaron las grabaciones de la serie “Puerto del Hambre” dirigida por Marcelo Ferrari). Grata fue mi sorpresa al encontrarme que además del tradicional Fuerte, ahora se cuenta con modernas instalaciones temáticas acerca de la formación geológica, su evolución, además de antecedentes históricos que muestran los pueblos originarios y la conquista del hombre blanco. La utilización de tecnología audiovisual permiten maravillar los sentidos y experimentar la percepción que se está visitando un museo interactivo en el extranjero. Esfuerzos como éste deben ser valorados, pues se observa mayor orden, limpieza y cuidado del patrimonio, entregando una experiencia de calidad a los visitantes. No puedo dejar de mencionar que se puede acceder a una tarjeta gratuita para residentes de la región, lo que permite pagar un 25% del valor de la entrada, favoreciendo su visita.

Estos son dos ejemplos, como varios más, que contribuyen de manera directa y concreta al cuidado y promoción del patrimonio de la ciudad. Dos proyectos que muestran el esfuerzo e inversión de iniciativas que todos debemos apoyar, dos alternativas valiosas y accesibles no sólo para los turistas, sino para los que habitamos este lugar, para saber más de nuestro entorno e historia y sentirnos orgullosos de ser magallánicos.

Rescatarán patrimonio del barrio Croata

croata

Con la asesoría del destacado arqueólogo Angel Cabezas, Premio Conservación de Monumentos Nacionales 2009, el barrio Croata dio inicio ayer a un interesante proyecto que busca rescatar el legado patrimonial de aquel tradicional sector. Esto, a través de crear una instancia de reflexión y rescate de la identidad de dicho sector.

Cristina Furrianca, profesional  diseñadora grafica, destacó que los vecinos serán los protagonistas de esta actividad, que busca recopilar en terreno un catastro detallado de los bienes físicos, culturales y sociales de aquel tradicional sector. Este rescate se enmarca en una actividad mayor como la celebración de los 500 años del descubrimiento del estrecho de Magallanes (2020).

Del Patrimonio al Barrio será el primer taller, a cargo de Cabezas, experto de dilatada trayectoria en temas sobre el patrimonio cultural y participación ciudadana en la gestión de proyectos patrimoniales. El profesional destacó como alcance de esta acción el rescatar la historia íntima de la ciudad, lo cual permite mirar el futuro con más energía y más fuerza. “La modernidad a veces nos va separando y encerrando a cada uno en un espejismo de individualidad y de distancia”, expresó. De ahí la importancia de trabajar con las familias y la historia personal de cada uno en un espacio.

Calles, parques y plazas

Esta historia personal se combinará con elementos como el tejido de carácter urbano (calles, parques, plazas) y la propia arquitectura que le da un carácter particular al barrio.

A diferencia de lo ocurrido con barrios de Santiago, Cabezas refirió que en Punta Arenas aún se vive un período clave para decidir en qué lugares es posible densificar, crecer y modernizar la ciudad con construcciones en altura, y en cuáles es vital proteger los espacios para que algunos barrios no pierdan “esa cosa genuina e histórica tradicional”.

Este taller teórico y conceptual para mirar el barrio con otros ojos contará con una segunda sesión hoy martes.

La próxima semana habrá un taller básico de Fotografía para potenciar esta aproximación de los vecinos con su espacio, el que será seguido por un tercero sobre Aplicaciones On line (Prezi y Google Maps) para bajar esa información y compartirla en la red.

Para cerrar el proyecto, el 10 y 11 de septiembre se contempla el taller expositivo Mi Barrio, mi historia, impartido por Rosario Carvajal y José Osorio, del barrio Yungay de Santiago. Allí exhibirán este trabajo local ante sus pares y la comunidad para reflexionar y buscar críticamente los problemas que aquejan al barrio, mirando su patrimonio, a objeto de levantar un plan de trabajo para 2013 (www.facebook.com/barriocroata).

Fuente: http://laprensaaustral.cl/archivo/rescataran-patrimonio-del-barrio-croata/

Museo de Historia Natural de Río Seco inauguró salón de exhibición.

museo rio seco

El Museo de Historia Natural Río Seco se presenta como una novedosa alternativa destinada a fortalecer los conocimientos existentes sobre la fauna y flora de Magallanes. Esta original propuesta liderada por los hermanos Benjamín y Miguel Cáceres Murrie está inaugurando el proyecto “Desarrollo de Museografía para el Museo de Historia Natural Río Seco”, iniciativa financiada por el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, a través del programa Fondart Regional en su línea de Patrimonio Cultural Material.

El museo se ubica en la costanera de Río Seco, específicamente en la Avenida Juan Williams, justo en el kilómetro 13,5 Norte. Se instala en parte de las dependencias que conformaron el ex Frigorífico que funcionó en ese lugar y que dio paso a la formación del poblado de Río Seco.

Los hermanos Cáceres comenzaron a trabajar en esta iniciativa en enero de 2013, una vez que retornaron a la zona después de culminar sus estudios universitarios. Cada uno desde su expertise profesional -Miguel como artista visual y Benjamín como biólogo marino- empezaron a darle forma a un proyecto museológico. En principio querían generar una propuesta de ese tipo en el Faro San Isidro, pero después aprovecharon la oportunidad que se dio a través de la Empresa Algina S.A., que es propietaria de las instalaciones que dieron forma al ex frigorífico de Río Seco.

Fue así que se les facilitaron algunas instalaciones en las que decidieron resaltar su potencial y su carga histórica para dar forma a un museo. Los dos primeros años trabajaron en la recolección y colección de material. Después se incorporó la bióloga marina Gabriela Garrido que, en su condición de jefa de logística, comenzó a elaborar proyectos. Para ello se formó una organización comunitaria, que hoy es la Asociación de Investigadores del Museo de Historia Natural Río Seco, encabezada por el biólogo marino y ejecutivo de Algina S.A., Patricio Cáceres, como presidente, y el médico veterinario e investigador Anelio Aguayo, como vicepresidente.

Benjamín Cáceres señala que este año se comenzó a ejecutar el proyecto Fondart que está siendo inaugurado. Advierte que se trata de una muestra representativa de fauna y flora local, que se exhibe en una de las instalaciones del ex frigorífico South American Export Syndicate, el primero de su tipo en Magallanes, y que comenzó a operar en 1905.

Respecto a las expectativas que tiene del museo, Benjamín Cáceres espera que “la comunidad se acerque, que venga a interactuar con la fauna que es de todos nosotros, queremos seguir con talleres de educación y que vengan niños a unirse a nuestro quehacer, porque eso es lo que más nos importa, volver a reconectar a la gente con nuestro entorno. Ese es uno de los grandes objetivos de todo eso: reencantarnos con el medio natural a través de la muestra”.

Entre los colaboradores del museo, el biólogo marino destacó al Centro Regional Fundación Cequa. “El vínculo con Fundación Cequa es esencial porque contamos con ellos para realizar la colección. De hecho, todos los estudios científicos y genéticos que se realicen en el museo cuentan con la colaboración de los especialistas del Cequa”, mencionó. Agregó además el aporte del Programa Explora, la WCS y el Inach.

Sobre esta alianza con Fundación Cequa, la directora ejecutiva del centro regional de investigación entregó su reconocimiento a “esta maravillosa iniciativa de Benjamín, Miguel y Gabriela, hoy hecha realidad. El Museo de Rio Seco, es una espacio sorprendente un concepto de museo propio que habla de la pasión de estos jóvenes maravillosos y de su admirable formación  profesional. Es una propuesta diferente de ciencia, arte y cultura que fortalece el vínculo de la comunidad con su entorno natural”. Argumentó que el museo es una ventana de oportunidad para articular la colaboración científica institucional. Dijo que “para el Centro Regional Cequa ha sido un complemento innato, porque nos permite prolongar la investigación científica del centro, desde un área museológica singular, se potencia la investigación de la historia natural de Magallanes, visibiliza el trabajo científico, transfiere conocimiento, genera pertenencia al territorio”.

Los interesados en conocer el museo o acceder a sus talleres educativos pueden contactarse al Facebook Museo de Historia Natural Río Seco, al correo electrónico mhnrioseco@gmail.com, o a los teléfonos 9 53350707, 9 62049210 o 9 90992015

Fuente: http://laprensaaustral.cl/espectaculos/museo-de-historia-natural-de-rio-seco-inauguro-salon-de-exhibicion/

Apoyan declaratoria de monumento nacional de la Base Antártica O’Higgins

inach Base Antártica O_Higgins

Fuente: http://www.inach.cl

El Departamento Antártico del Ejército de Chile confirmó que el Consejo de Monumentos Nacionales apoyó por votación unánime de manera favorable la Declaratoria de Monumento Nacional de la Base Antártica CGL Bernardo O’Higgins Riquelme, la más austral del continente blanco. Esta será protocolizada próximamente luego del trámite de toma de razón, por parte de la Controlaría General de la República, como ley nacional.

El Departamento Antártico del Ejército de Chile confirmó que el Consejo de Monumentos Nacionales apoyó por votación unánime de manera favorable la Declaratoria de Monumento Nacional de la Base Antártica CGL Bernardo O’Higgins Riquelme, la más austral del continente blanco. Esta será protocolizada próximamente luego del trámite de toma de razón, por parte de la Controlaría General de la República, como ley nacional.

El coronel Rafael Castillo, comandante del Departamento Antártico del Ejército de Chile, valoró que este reconocimiento es producto de un largo proceso de trabajo y compromiso de profesionales del área legal, arquitectónico, historiadores y de las dotaciones antárticas, además del personal del Departamento Antártico en Punta Arenas y del Departamento de Historia Militar de la Jefatura del Estado Mayor General del Ejército (JEMGE).

Esta declaratoria permitirá conservar la memoria histórica, cultural y de apoyo a la ciencia que el Ejército de Chile ha realizado por más de 63 años en el continente blanco, otorgando el privilegio y la oportunidad de resguardar y apoyar ese conocimiento para las futuras generaciones.

Con la declaración quedan protegidos bajo la Ley 17.288 (de Monumentos Nacionales) diversos componentes de dicha locación antártica: el edificio de la Base antigua del año 1948, el busto de Bernardo O’Higgins ubicado en un peñón frente a la base, el monolito en recuerdo a los caídos: tenientes Oscar Inostroza Contreras y Sergio Ponce Torrealba, y la gruta de la Virgen del Carmen, situada en los alrededores de la base.

Además le permitirá participar en diversas iniciativas y proyectos de restauración arquitectónica, museografía y recuperación de su patrimonio tangible e intangible, como lo sería la ejecución de una recreación de la base de 1948 y un museo virtual, a fin de acrecentar la presencia del Ejército y de Chile en la Antártida.

Tras 63 años ininterrumpidos de funcionamiento, ésta alberga a 22 militares que permanecen durante un año aislados en aquella gélida latitud haciendo soberanía del conocimiento.

Fuente: http://laprensaaustral.cl/archivo/apoyan-declaratoria-de-monumento-nacional-de-la-base-antartica-o/

Tierra del Fuego, riquezas y corazón del latifundio ganadero.

estancia russfin

En todo su desarrollo, la isla optó por la forma de latifundio, o sea una gran superficie en una sola mano. sta concentración pastoril trajo progreso pero también fue una despiadada conquista que no reconoció el derecho a tierra de los primeros habitantes del territorio, alcanzando el triste y vergonzoso exterminio de los selknam, pueblo nómade que habitó la isla antes de la llegada del hombre blanco.

Tierra del Fuego es la isla más grande de Chile, la penúltima frontera antes de llegar a la Antártica. En el pasado, cuando aún no asomaban las primeras carabelas, fue un continente imaginario en la cartografía mundial llamado “Terra Australis Ignota”.

En 1520, Hernando de Magallanes la nombró “Tierra de los fuegos” al ver desde su barco las fogatas de los selknam.

Un territorio de riquezas que de la fiebre del oro a fines del siglo XIX, dio paso a la ganadería estanciera. Y recién el 29 de diciembre de 1945 fue descubierto casualmente el primer yacimiento de hidrocarburos explotable. Desde entonces, en esta zona, todavía queda mucho por saber, hacer y descubrir.

Antes de la ganadería, un centenar de mineros auríferos reflejaba la avanzada colonizadora en Tierra del Fuego, todavía hay pirquineros que mantienen el espíritu de antaño en el Cordón Baquedano.

Sin embargo, la ocupación de los campos fueguinos parte con la instalación en 1885 de la sociedad Wehrhahn y Cía que estableció dos estancias: Porvenir y Gente Grande, en las costas de la bahía. Esta última destaca por su casa de administración, la más antigua de Tierra del Fuego. La compañía fruto de la unión de los socios Wehrhahn de Valparaíso con Rodolfo Stubenrauch, obtuvo del Estado una concesión de 123 mil hectáreas, una diferencia notoria respecto al resto de la región, donde los asentamientos no superaban las 30 mil hectáreas. La sociedad más tarde fue conocida como Gente Grande.

El año 1890, The Tierra del Fuego Sheep Farming Company ocupó el paraje costero de la península Espora conocida como Punta Anegada, poco después se trasladó más al interior, a un lugar denominado Springhill, cuyo nombre pasó a identificar a la estancia. Ahí destacan el galpón de esquila, la casa de administración y la casa de los esquiladores, todos ejemplos de estancia de primera generación.

En 1892 por The Philip Bay Sheep Farming Company situó su centro de actividad en la costa de bahía Felipe, en estancia Philip Bay, donde resalta la casa de administración que constituye un hito en el paisaje Río del Oro.

Los ojos de José Nogueira también se pusieron en la isla. Las concesiones adquiridas por sus sucesores, Sara y Mauricio Braun dieron paso a la creación de la Sociedad Explotadora Tierra del Fuego, con el tiempo llegó a ser el asentamiento ganadero más grande del mundo con tierras en toda la región, inclusive Argentina.

En 1894, la Sociedad Explotadora Tierra del Fuego inició su asentamiento con el alzamiento de un primer centro de trabajo, en la costa norte de bahía Inútil, que pasó a ser conocida como estancia Río Pantanos inicialmente, para tomar después la denominación de Caleta Josefina. Rasgando el deterioro aún es posible descubrir el galpón de esquila más antiguo y de mayor envergadura de Tierra del Fuego.

Al año siguiente, la Sociedad Explotadora construye un segundo centro de importancia, al sureste, en la vecindad con Argentina, la estancia San Sebastián. Hoy, con el abandono y deterioro que presenta cuesta imaginar a las más de 150 personas que ahí trabajaron y dieron vida a uno de los asentamientos ganaderos más productivos de la zona.

Una vez consolidada Caleta Josefina y San Sebastián se levantó un tercer establecimiento, en la parte sur de bahía Inútil que pasó a ser conocido en un comienzo como “Sección Mac Clelland” (1904), dependiente de Caleta Josefina y más tarde ya con carácter autónomo, como estancia Cameron. Dada la gran superficie de los campos dependientes de estos centros y una vez que se fue definiendo la estructura operativa, surgieron varios subcentros o secciones, como China Creek, hoy de difícil acceso. Construida el año 1924 destaca por su galpón de esquila de doble cubierta, con una capacidad de resistencia al viento.

En el recorrido hay que subrayar el galpón de esquila de Russfin, construido totalmente de madera, y considerado por expertos uno de los más interesantes ejemplos de arquitectura desarrollados en la zona.

Un paso fundamental para el desarrollo productivo fue la construcción del puente de Río Grande, en 1906. Por su estructura de hierro pasó toda la producción ganadera de los territorios al sur del río.

En todo su desarrollo, Tierra del Fuego optó por la forma de latifundio, o sea una gran superficie en una sola mano. Esta concentración pastoril trajo progreso pero también fue una despiadada conquista que no reconoció el derecho a tierra de los primeros habitantes del territorio, alcanzado el triste y vergonzoso exterminio de los selknam, pueblo nómade que habitó la isla antes de la llegada del hombre blanco.

Fuente: Diario La Prensa / http://laprensaaustral.cl/cronica/tierra-del-fuego-riquezas-y-corazon-del-latifundio-ganadero/

Reinstalación del monumento público al Juez Waldo Seguel López.

El monumento al primer Juez letrado del territorio de Magallanes Sr. Waldo Seguel López se alzó en la comuna de Punta Arenas, el día 30 de marzo de 1922. Permaneciendo por noventa años, se apostó en los jardines del bandejón de Avenida Cristóbal Colón a 10 metros de la calle Carlos Bories (por el oriente) frente al antiguo edificio de la Ilustre Municipalidad de Punta Arenas. La ceremonia realizada entonces constituyó uno de los exponentes más sinceros del recuerdo que una ciudad haya tributado a uno de sus magistrados de nuestro país y en el mundo. Durante 19 años (1894-1913) desempeñó el cargo de Juez, en cuyo periodo ni las pasiones de la localidad, ni las necesidades imperiosas de la vida, ni los afectos del corazón, pudieron doblegar la conciencia ni alterar la perfecta y ecuánime serenidad de criterio del Magistrado Señor Seguel López. Un hombre ilustre de Magallanes, a cuya memoria entonces este pueblo tributó honroso y amplio homenaje. El Doctor Lautaro Navarro Avaria, escribía en su Censo de Magallanes en 1908 lo siguiente: “El Juez Letrado Waldo Seguel en los catorce años que lleva de funcionario de Magallanes, ha mantenido su absoluta independencia y por sus procederes ha conquistado el respeto general”. Lacónica biografía hecha por un contemporáneo del Juez, pero que encierra volúmenes de alabanza.

El buen juez, siempre quiso llevar a la justicia con espíritu sereno y equitativo aplicando la ley igualmente sin distinción para nadie. Por esto el pueblo de Magallanes lloró su muerte acaecida en 1913 y quiso inmortalizar en el bronce la efigie de Waldo Seguel en prueba de reconocimientos y para ejemplos de las generaciones venideras. La fecha de inauguración fue celebrada el 30 de marzo de 1922, iniciativa impulsada por la propia municipalidad. Ya que en sesión ordinaria del 6 de marzo de 1922, la misma Comisión de Alcaldes, tomó conocimiento de la transcripción de la Ley N°3.837, del 12 del mismo año por la que se autoriza a la Comisión de Alcaldes de Magallanes para erigir, por suscripción popular (Plebiscito Popular), el Monumento al Juez Letrado, Waldo Seguel. El decreto promulgatorio lo suscribe el Presidente de la República Sr. Arturo Alessandri Palma y lo refrenda su ministro Ismael Tocornal.  El monumento al primer juez letrado del territorio de Magallanes, habiendo estado emplazado en un lugar central y concurrido como lo es el bandejón de Avenida Colón; simbolizaba la justicia y el derecho, dicha estatua conducía por un pequeño sendero, cruzando la calle Carlos Bories, dentro del mismo bandejón, que se encontraba rodeado de árboles y plantas hacia otro monumento emblemático de la ciudad, como lo es el primer monumento que se alzó en Punta Arenas que fuera donado por las Sociedades Mutualistas a la ciudad con ocasión del Centenario de la Independencia (1910). La escultura figurativa fundida en bronce representa al cóndor de los Andes en actitud de romper las cadenas de la esclavitud y por lo tanto la conquista de la libertad; montada sobre una columna de piedra, fue instalada en uno de los parques de la avenida colón, donde permanece hasta el presente. En este sector central de la ciudad, se podía apreciar y promocionar públicamente, los símbolos a principios como la justicia y el derecho, a la libertad y posteriormente con la instalación del busto al Cardenal Samoré, a la paz y la concordia, resultando  la armonía de principios universales de derechos humanos, que todo ser persona debe ejercer y difundir. Por ello es adecuado y justo la reinstalación a la brevedad del Monumento Público.

Fuente: La Prensa Austral / http://laprensaaustral.cl/columnas/reinstalacion-del-monumento-publico-al-juez-waldo-seguel-lopez/

Surgen voces discrepantes en torno al enjuiciamiento público a Waldo Seguel

20150129122822
Fuente: Web Radio Magallanes

En el marco del trabajo de recolección de antecedentes que busca definir el futuro del monumento al juez Waldo Seguel López, cuestionado por su actitud pasiva frente al exterminio selknam hace más de un siglo, la comisión de Infraestructura del Concejo Municipal analizó el viernes pasado las ponencias de estudiosos y del Poder Judicial.
Este último, a través de Maritza Romero y Francisco Díaz, quienes desarrollan una obra de teatro y expusieron los antecedentes históricos en relación a la misma y al expediente judicial de la época.

Como observador patrimonial, el audiovisualista Fernando Calcutta tuvo ocasión de defender algunos hechos referidos a su monumento, por cuanto informó, según los antecedentes de que dispone, al fallecer Waldo Seguel en el año 1913, en Hamburgo, Alemania, fue trasladado a Punta Arenas, y aquí “fue escoltado por todas las embarcaciones menores hacia el muelle fiscal. Posteriormente se efectúa un velatorio con la petición también a través de los medios informativos de la Federación Obrera de Magallanes, que podría ser un ente un poquito fiscalizador a lo que fueron los Derechos Humanos de ese tiempo”.

Mencionó que “a sus funerales asisten 4 mil personas de 17 mil que componían la ciudad de Punta Arenas. Esos hechos, sumados a que el monumento a Waldo Seguel fue por erogación popular, según tengo entendido, todavía falta hacer estudios acerca de qué significó efectivamente aquello”.

Ante eso, opina que el juez Waldo Seguel debería permanecer como un monumento emblemático de Punta Arenas y no perder la parte patrimonial, que es la que él defiende.
Genocidio
El periodista Carlos Vega Delgado, a su vez, insistió que hubo un genocidio contra los indígenas en la Tierra del Fuego, que claramente se podía haber evitado si el magistrado hubiera actuado de otra forma, pues no interrogó a las víctimas, y tuvo extrema rudeza en algunas sanciones contra indígenas y extrema mano blanda cuando beneficiaba al hombre blanco.

“Siempre que se cometen crímenes se trata de no dejar testimonios o documentos que así lo acrediten, pero los hay, con el tiempo han aparecido”, agregó. La actitud del juez Waldo Seguel puede ser analizada a través de todos sus juicios hoy guardados en el Archivo Nacional y están identificados muchos nuevos cazadores de indios: “La sociedad magallánica sabía la ocurrencia de estos hechos y, tal como fue en la historia reciente de las matanzas que hubo en Chile, había temor”.

Además remarcó que el problema indígena no le interesaba al Estado de Chile.

En este debate, la dirección regional de Arquitectura plantea que el Consejo de Monumentos Nacionales debiera ser quien resuelva el tema del juez Waldo Seguel, pero el concejal Juan José Arcos, presidente de la comisión, expresó que es facultad del municipio suspender la reinstalación o no, y “malamente podríamos mantener un monumento de una persona que podría ser considerada incluso cómplice de genocidio”.

Fuente: Diario La Prensa Austral / http://laprensaaustral.cl/archivo/surgen-voces-discrepantes-en-torno-al-enjuiciamiento-publico-a-w/